Booking.com

Booking.com

La libreta de Mou - Inicio

 

En este final de Abril de 2018, afrontamos por octavo año consecutivo (y que no pare), unas Semifinales de Champions League. Una ronda que se dirimirá entre el Bayern de Munich y el vigente Campeón de Europa (dos veces consecutivas y 3 en 4 años), el Real Madrid, empezando con la ida de las Semis en el Allianz Arena, este miércoles 25 de Abril, a las 20:45h. Es decir, se juega el Clásico europeo por excelencia. La Locomotora alemana contra el Gran Tiburón Blanco, un duelo de la máxima rivalidad continental que, últimamente, se nos da bastante bien. De hecho, creo que en la Octava, la Novena, la Décima y la Duodécima, el equipo merengue tuvo que cargarse al teutón en alguna eliminatoria antes de alzar la Orejona. Antecedentes que hacen que podamos ser muy optimistas, vista la versión que exhiben los nuestros en Champions, a la cual nos ceñiremos.

 

Sobre el rival, que pasó apuros para eliminar al "Todopoderoso" Sevilla en cuartos de final, decir que me parece un equipo ligeramente inferior al que eliminamos el año pasado, dirigido por Ancelotti (tardó poco en rajar del Madrid y los árbitros, "el Señor" italiano, por cierto), conjunto directamente heredado de aquel que pasamos por la piedra en 2014, ridiculizando a Pep, de paso, en uno de los mayores placeres de la vida, humillar al Bayern en su casa y a Guardiola. Casi insuperable. Pero, como reza el subtítulo de la previa, Jupp no es Pep. Heynckes es perro viejo y está dotando a este Bayern que, reitero, me parece inferior, de la Clásica competitividad germana. Fútbol sin tantas alharacas pero superefectivo, el de los clásicos arreones, al que nunca debes dar por muerto. Ese es el máximo peligro, el entrenador de la Séptima. Nuestro 11:

 

 

Salvo que haya alguna baja de última hora o alguna sanción de la que no esté al tanto, apuesto por el mismo 11 que, recientemente, le metió 3 a la Juve en Turín o 4 a la misma Vecchia Signora en Cardiff. Está funcionando como un reloj en Champions, así que me parece que, mientras siga siendo así, se debe seguir confiando en los mismos 11 cabrones, sabiendo que la eficacia de nuestro crack, CR7, no se ve mermada por la inclusión, por ejemplo, de Isco, en ese 11, algo que suele contemplarse cuando es titular el malagueño, que puede ser cierto, pero no en Copa de Europa. Dicho lo cual, el Bayern creará muchísimo peligro por las bandas, conocedor de las debilidades atrás que supone tener de laterales a Marcelo y Carvajal, así que tampoco sería una locura confiar en Asensio y Lucas por Casemiro e Isco, para cubrir huecos y dar ayudas en esos puntos más flacos.

 

En conclusión. P A R T I D A Z O. Cualquier cosa puede pasar, así que me abstendré de pronosticar. Evidentemente, deseo que el Real Madrid gane, holgadamente si puede ser, por supuesto. Nada más.

 

¡HALA MADRID!

 

* * *

 

Booking.com

 

ACCEDER

Booking.com