La libreta de Mou - Inicio

 

Una rivalidad de 40 años, da para mucho.

Y todo empezó en las semifinales de la Copa de Europa de 1976. Partido de ida. El Madrid, con las sensibles bajas de Breitner y Pirri, forma con Miguel Ángel, Sol, Benito, Del Bosque, Camacho, Velázquez, Netzer, Rubiñán, Amancio, Santillana y Roberto Martínez. En el  once alemán jugaban Maier,  Schwarzenbeck , Beckenbauer, Höness, Rummenigge,  Müller... Al madridista Roberto Martínez le cupo el honor de conseguir el primer gol de lo que después se convertiría en el Clásico europeo.

Pero aquella primera eliminatoria frente al Bayern, también estuvo marcada por uno de los hechos más lamentables que han acontecido en el Bernabéu. Con 1-0 en el marcador, y el Madrid dominando totalmente, los jugadores madridistas se quedan protestando un presunto córner a favor que el árbitro, el austríaco Linemayr, no concede. Con nuestros  más pendientes de la protesta que del juego, los alemanes sacan rápidamente de puerta y consiguen el 1-1. Recuerdo perfectamente como, en la transmisión televisiva, todos nos quedamos helados, pues TVE estaba repitiendo la jugada del presunto córner, y cuando volvieron al directo veíamos como la pelota entraba en la portería del Madrid. Creo que la cara de pasmo nos duró durante todo el descanso. Es una de esas escenas deportivas que, aunque negativas, no las olvidas en la vida.

Ya en la segunda parte, ya casi acabando el partido, agarrón a Santillana dentro del área que el árbitro no pita. Y acabó de explotar la caldera pues minutos antes, Maier, el portero alemán. le había roto, literalmente, la cara a Roberto Martínez, sin que el austríaco se dignara señalar nada. Así que ya solo faltaba lo de Santillana para que un energúmeno, un supuesto aficionado que pasaría a la historia como el Loco del Bernabéu, saltara al terreno de juego y agrediera a Linemayr. La fotografía  forma parte ya de la historia. Y el oprobio también.

Lo que ya no es tan conocido, es que Amancio fue expulsado, por doble amarilla, en el partido de vuelta. Su último partido en la Copa de Europa… Un antecedente de lo que sucedería después con otro de nuestros 7 mítico. Pero esa será otra historia.

Y es que las victorias, y las derrotas, siempre se escriben a Sangre y Fuego…

 

* * *

 

Sigue en twitter a @OstaneSanti, autor de esta entrada de La Libreta de Mou, y también a la cuenta oficial del blog: @LaLibretadeMou

 

 

ACCEDER